• No hay productos en el carrito.

Blog

InicioFrutos secos¿Es mejor comer almendra natural o tostada?

¿Es mejor comer almendra natural o tostada?

Estas son dos opciones que se encuentran en la mayoría de las tiendas de alimentos. Para muchas personas, la almendra natural es más fácil de comer y puede ser una gran preocupación para los que tienen problemas dentales por su textura crujiente. Sin embargo, hay quienes prefieren las tostadas debido a su sabor dulce y menor contenido en grasa. 

De acuerdo a la Fundación Española de la Nutrición (FEN), las almendras contienen  proteínas, ácidos grasos monoinsaturados, ácidos grasos insaturados, fibra, calcio, fósforo, magnesio, hierro, zinc, potasio, vitamina E, riboflavina, tiamina, niacina y folatos.

El primer paso para responder a la pregunta es entender los beneficios de cada tipo de almendra. La almendra tostada tiene un sabor más fuerte y dulce, mientras que las almendras naturales tienen un sabor más suave y salado.

La almendra natural contiene menos grasa y sodio que la tostada, así que si estás buscando una opción saludable, la primera es la mejor elección. Sin embargo, si te gustan las almendras con sabor a dulce o quieres añadir un poco de sal a tu dieta diaria, las almendras tostadas serán perfectas para ti.

Si buscas un tentempié dulce y crujiente, prueba a espolvorear algunas almendras crudas sobre tu yogur o cereales favoritos. También son estupendas en una mezcla de frutos secos, o incluso mejor, encima de un bol de helado.

¿Y si quieres una opción más sabrosa? Prueba a tostarlas tú mismo y añadirles un poco de sal mientras están calientes. También puedes añadir algunas especias, como canela o comino, e incluso un poco de azúcar. Es tan fácil hacer almendras tostadas en casa que casi no merece la pena comprarlas. 

Si quieres almendras naturales o tostadas al instante, ¡solo pídelas!

Publicar un comentario